HOUSTON — El jardinero dominicano de los Marineros, Julio Rodríguez, ha dicho desde el comienzo que quiere estar en medio de los momentos apremiantes, y el quisqueyano dramáticamente dio la cara cuando la oportunidad se presentó en el partido del lunes.

Momentos después de que se vaciaran las bancas en el primer partido de la serie entre Seattle y los Astros, Rodríguez le puso su sello a la evidente tensión en el Minute Maid Park con un cuadrangular de 360 pies hacia las gradas del bosque derecho, saltando hacia la inicial y quedándose con el bate hasta mitad de camino. Marcó el punto de exclamación en la victoria por 7-4 de Seattle.ñ

Aparte del hecho de que los Marineros finalmente tuvieron éxito en un escenario que les ha sido una casa de horrores desde el 2019, Rodríguez, recién reconocido como el Novato del Mes de mayo en la Liga Americana, demostró una impresionante calma al poner a un lado el peso de las emociones luego de que se subieran los ánimos sobre el terreno justo antes.

Ty France fue golpeado por un lanzamiento en la espalda que no fue marcado de manera inmediata por el umpire del plato Chris Guccione, punto en el cual el piloto de los Marineros, Scott Servais, detuvo el juego para potencialmente pedir la revisión en video. Del otro lado del diamante comenzaron a escucharse gritos desde la cueva de los Astros, acto que provocó una respuesta inmediata de parte de Seattle, y de repente, ambas bancas y el bullpen se vaciaron.

Rodríguez incluso fue visto, de buena fe, tratando de calmar a su compatriota, el relevista de Houston Héctor Neris, antes de que el conato de bronca subiera de tono.

Seattle ahora ha ganado cinco juegos en esta gira por tres ciudades que concluye en Houston, amarrando su primera gira ganadora en la campaña.

Articulo relacionado

Write a comment

Your email address will not be published.